La morosidad llegará este año al 10% de la facturación de las empresas

El impacto de la morosidad en España alcanzará un 10% del volumen de la facturación de las empresas españolas, según un estudio de Credit Back.

Esta cifra es el resultado del incremento de la morosidad, que superará el 100%, así como la caída de la facturación de las empresas españolas.

El coste financiero de la morosidad rondará los 3.000 millones, un 0,3% del PIB español.

La morosidad en 2019 alcanzó el 3,1% de la facturación total de las empresas españolas, según la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad.

Esta demora en los pagos venía creciendo desde 2016, cuando tocó suelo con un 2,3% de la facturación total.

Si hasta marzo los datos indicaban que las grandes empresas dilataban más los pagos que las pymes, esta situación ahora se tiende a equilibrar, dada la falta de liquidez junto a los nulos ingresos de sectores clave como la hostelería o el comercio.

Para Credit Back, hay además un factor psicológico en el crecimiento de la morosidad, dado que frente a la incertidumbre, las empresas buscan acumular recursos para hacer frente a contingencias futuras hoy imprevisibles.

Más de 70% de las empresas han establecido plazos de pago que van más allá de los 60 días establecidos por ley, lo que está provocando este ahogamiento financiero y el consiguiente incremento de la morosidad. La razón de esta ampliación de pagos es la suspensión de los pagos habituales recurrentes y la reprogramación de los mismos sin concretar plazos por parte de muchas empresas.

En el primer trimestre de 2020, el plazo medio pactado se situaba en 75 días, aunque el retraso en los pagos ya arrojó una cifra de 17 días adicionales.

Credit Back pronostica que puede irse a 110 días en junio, superando el peor registro, que era de 100 días en 2010, y que seguirá aumentando durante los próximos meses.

Añadir comentario